Manojitos Rock, la canción que tributa al super líder de la Primera B

por | 28 abril, 2022 | Magallanes, Noticias destacadas

Manojitos rock

Música y fútbol, fútbol y rock, música y goles, música y un campañón: el super líder de la Primera B, Magallanes, una banda que en las canchas del ascenso, regala fin de semana a fin de semana un show contundente, al estilo de las mejores bandas de rock. Un rock que recorre las venas de «Agosto Sour», grupo que entre sus éxitos incluye la canción Manojitos Rock, una versión moderna del himno del primer tricampeón del fútbol chileno.

Si el Nico Núñez se demoró un año en dar forma al equipazo del que todos hablan hoy, el tiempo también ha sido necesario para dar vida a este proyecto. Desde la lejana época universitaria que se reunían a tocar. Pronto, aparecería también la idea de dedicarle un tema al viejo y querido Magallanes. Todo en el marco del trabajo de «Agosto Sour».

«Nosotros éramos compañeros de universidad y ahí decidimos tener una banda de rock. Eso fue el 2004 más o menos, 2003, 2004, 2005, más menos ese fue el período, te lo debería corroborar, porque tuvimos varias formaciones también. Tuvimos una formación inicial y después tuvimos otra formación 2003, 2004, 2005, 2006, por ahí», comenta en diálogo con Primera B Chile, Carlos Cantillano, rockero de la vieja escuela, el vocalista de la banda que, como buen seguidor de Magallanes, convenció a sus colegas, Pablo Torres (bajista), Patricio Ramírez (guitarrista) y Rodrigo Montoya (baterista), de rockearle a la albiceleste.

Si en el mundo de la música comenzó a incursionar muy joven, su cariño por Magallanes se remonta aún más: desde la niñez se aferró al sentimiento por el cuadro metropolitano. «Desde siempre. A Magallanes lo quiero porqué mi papá es hincha de Magallanes. Él me llevó por primera vez al estadio, nosotros somos de la Quinta Región, así que siempre a Magallanes yo lo veía en calidad de visita. El primer estadio que visité fue el Lucio Fariña, en Quillota. Los estadios que yo visitaba eran el de La Calera, Quillota, Sausalito y Playa Ancha, esos eran los cuatro estadios donde yo veía a Magallanes cuando venía a la Quinta Región. Ya más grande, trabajando en Santiago tuve algunas campañas enteras que seguí a Magallanes allá en Maipú. Desde los cuatro años más menos fue mi primer ingreso al estadio», rememora.

«Pude contagiar a mis compañeros de banda»

Carlos Cantillano es el único de los integrantes de la banda  que profesa sentimientos por Magallanes. Es más, al resto no le interesa el fútbol. Así y todo, se las ingenió para que sus compañeros lo secundaran en la idea de dedicarle una canción al club de sus amores.

«El Manojitos Rock fue uno de los temas importantes que tuvimos dentro de nuestro desarrollo como banda. Yo soy el hincha de Magallanes, sin embargo, pude contagiar a mis compañeros de banda que me siguieran con este proyecto. A través de la barra de Magallanes, habían unos chicos a quienes yo les había mencionado que estaba en una banda de rock y ellos me dijeron que por qué no le hacía una canción a Magallanes. Yo que soy hincha de Magallanes, por supuesto. Se me ocurrió llamar a los chicos de la banda y comentarles de esta propuesta de hacerle una canción a Magallanes. Magallanes ya tiene su himno, en realidad tiene dos himnos, tiene uno que está inmortalizado en un long play, esos long plays antiguos que tienen dos temas, uno en cada cara».

Cantillano continúa su relato: «Entonces, Magallanes, para la era de «Los Comandos» sacó este disco. Tiene el himno de Magallanes y el Manojito de Claveles. El Manojito de Claveles es un paso doble español, que la institución hizo suyo, le cambió la letra y lo dejo como himno también. Entonces son esos dos himnos que tiene Magallanes. Nosotros tomamos el Manojito de Claveles, que es como el más emblemático, que toda la gente conoce. Los chiquillos de la banda me dijeron que si al proyecto en una de las sesiones de ensayo que tuvimos, nosotros ensayábamos con pocos recursos en ese tiempo en una sede social de la Villa Osiris, en el Belloto Sur, ahí nació el Manojitos Rock, fue mágico porque se juntó el guitarrista con el bajista, y empezaron a hacer la introducción, que nació espontáneamente y como buena banda de rock quedó como a nosotros nos gustaba. Este tema lo alcanzamos a grabar con otros temas junto a Mauricio Martínez, que tenía su estudio en su casa».

Los goles, un infaltable

Pero el trabajo estaba inconcluso. Se había avanzado bastante, aunque faltaba el condimento mágico, la esencia y así lo resume Cantillano. «Al trabajo que habían hecho los integrantes de la banda, a mí se me ocurre agregar el relato de un gol. Hay un relato de Milton Millas, que es un gol importante en una campaña de ascenso, que Magallanes estuvo peleando palmo a palmo con la U. de Chile para subir a Primera División. En ese partido Magallanes gana a la Chile y el gol fue del «Renca» Valenzuela, ese gol lo relató Milton Millas y estaba grabado en un cassette, entonces se incluye este relato del gol en el Manojitos Rock».

«Se lo envié por CD a un chico que nos conocíamos por messenger que vivía en San Vicente de Tagua Tagua y el como buen magallánico se encargó de repartirlo entre otros magallánicos que quedaron muy contentos con el tema», rememora con satisfacción el rockero.

Pegando en las radios, diarios y hasta la TV

Y así como el super líder de la B encanta a la hinchada albiceleste y acapara la atención mediática, el «Manojitos Rock», también sedujo en su momento no solo a los forofos de la «Carabela». «Fue bien aceptado el Manojitos Rock por parte de Magallanes. Hay otros hinchas que hicieron el trabajo de ir promocionando este tema. Álvaro Arias, otro hincha que yo no lo conocía sino que la persona de San Vicente de Tagua Tagua, Rafael, le pasó este CD a Álvaro Arias y él lo empieza a pasar por una gran cantidad de radios de la Región Metropolitana. Tuvo una aceptación mediática bien importante, yo estando estudiando me llama a mi celular mucha prensa del mundo deportivo. Estaba lleno mi teléfono con llamadas, entre ellas Radio Chilena y creo que lo pusieron una vez un tipo que estaba como casi, muy contento, tenía la primicia en su poder», relata el músico.

«En ese tiempo estaba Aldo Schiapacasse -prosigue- creo en uno de los paneles hablando de fútbol y sale uno de los periodistas diciendo que tenía el Manojitos Rock y mira el Manojitos Rock, así que lo fueron poniendo en cada tanda del programa. De eso ya han pasado prácticamente 15 años. También vinieron de la tele, nos hicieron una entrevista, que no salió al aire pero vinieron de Chilevisión y nos grabaron ahí en la sede. También se nos hizo una nota en aquella época en el diario La Cuarta», cuenta Cantillano.

Un tema lleno de emociones

Magallanes es sinónimo de muchos sentimientos, nostalgia, tradición, pasión. El testimonio de Cantillano lo deja claro. «¿Que siento? Yo estoy conversando contigo y me emociono porque en el fondo trato de explicar, la pasión mía y la pasión de muchos que tienen la posibilidad de seguir a Magallanes. Que cantar ese himno representa a mi papá, me imagino momentos con él junto a Magallanes, a mis tíos que me llevaban al estadio cuando chico y ahora verlos más viejos, me emociona. Y el Manojito de Claveles nos une. Es un homenaje, me sale natural cantarlo y tuve la suerte que en la banda que yo estaba cantando, me permitieron cantar el Manojito de Claveles y lo hicieron ellos mismos, versión rock. Los otros chicos de la banda no son futboleros entonces no entienden de esta pasión, pero se hizo con cariño y la respuesta del público fue muy linda hacia los cabros del conjunto, entonces de alguna forma los integrantes de la banda van entendiendo lo que hicieron porque no se habían dado cuenta y yo me di un gusto».

Sobre la canción, recuerda que «es un himno de Magallanes que se instauró aproximadamente en la época de «Los Comandos», que Magallanes es uno de los equipos más antiguos y tiene su historia. Dentro de esa línea de tiempo está la época de «Los Comandos», a mediados de los 70-80 y de ahí culmina con una Copa Libertadores. Magallanes había descendido a Segunda División y de ahí retorna a primera y comienza a hacer una muy buena campaña. Se le llamaban «Los Comandos de Jarita», fue en ese tiempo cuando reluce el Manojito de Claveles y cuando sale el equipo a la cancha, la bandita de Magallanes, que es ya como patrimonio nacional, la bandita le canta a su equipo cuando sale a la cancha y ahí canta el Manojito de Claveles, como también se lo canta cuando termina el partido. Entonces es el himno del club, todo hincha de Magallanes, que se dice hincha de Magallanes, conoce el Manojito de Claveles. Yo iba siempre a verlo de visita ya que vivo en la Quinta Región y hay un sentido de pertenencia cuando tu papá te lleva al estadio a los 4 años y tocan el «Manojito de Claveles», es algo que te identifica. Yo desde chico  he crecido con este cántico, es como un emblema. Lo modernizamos y lo hicimos propio y lo cantamos con mucho cariño el Manojito de Claveles que nosotros lo bautizamos como Manojitos Rock».

Ilusionados con hacer historia

En lo que respecta al momento deportivo e institucional Cantillano no esconde que la ilusión es grande. Este equipo recuerda a viejas glorias magallánicas y la opción de volver a primera división, mantiene viva la llama de un Magallanes que recorre las canchas del ascenso a punta de goles. 94% de rendimiento ostenta el equipo de Nicolás Núñez.

«El presente de Magallanes, deportivamente contento, vamos punteros, han pasado más de 30 años que Magallanes no tiene una buena campaña así como para estar en primera. Magallanes llegó a estar en tercera, actualmente segunda división pero ya fútbol profesional. Tengo 42 años y tengo recuerdos muy vagos en primera. Estuvo en Copa libertadores pero yo era muy niño y no tengo conciencia de esos recuerdos lindos de glorias. Ahora la campaña es buena y nos ilusionamos con volver.

Eso sí, aunque todo parece bien encaminado, hay aspectos que corregir, sobre todo aquellos que tienen relación con la sintonía entre club e hinchada.

«Institucionalmente, entiendo que Magallanes tiene un club saneado, se les paga a los jugadores, no es como otros clubes que tienen problemas en ese sentido. Sin embargo, la esencia de Magallanes está en la galería, está en la gente que trabajó con Magallanes por muchos años y prácticamente fue la vida de estas personas. Yo creo que las instituciones, las sociedades anónimas tienen que preocuparse de este tema. El tema social de Magallanes está muy desvinculado de lo que hace el club, es como si fuéramos un ente externo y no po, eso es lo que no han entendido las SA en todos los clubes. Entonces hay una pasión que se ha hecho difícil convivir con esta nueva forma, desde hace mucho tiempo ya, de administrar los clubes. Ojalá que en el tiempo podamos convivir y salir adelante. Los triunfos generalmente, las buenas campañas hacen que la gente esté tranquila pero cuando no hay triunfos, cuando las cosas no funcionan, ahí viene mi tema de cómo poder tomar este barco los propios hinchas, como poder hacerse cargo de su pasión, ahí es cuando uno está de brazos cruzados».

Podrían venir más temas, en una de esas, uno dedicado especialmente al Magallanes de Nicolás Núñez. «El presente de nosotros, estamos más pelaos, con más canas, más viejos y sin embargo nos estamos juntando, estamos retomando esto con la primera formación que tuvimos así que estamos trabajando en unos covers que están quedando bastante bien», cierra Cantillano dejando en suspenso la creación de otro tema para un equipo que pinta para campeón…

Es que quizás, por ahora prefiere ir nota a nota…

LEE TAMBIÉN:

El hijo de un crack de Wanderers que anima al decano a punta de cumbia

También podría interesarte: La historia del ex cadete de Temuco, hoy músico, que le dedica canciones al «pije»

 

Noticias relacionadas