San Luis asestó el primer golpe ante Coquimbo

por | 18 mayo, 2014 | San Luis

Gentileza de www.anfp.cl

Debido a estas circunstancias curiosas del torneo de primera B, los dos campeones de los torneos de apertura y clausura abrieron los fuegos de las semifinales de la post-temporada en Quillota. San Luis de Quillota (campeón del apertura) y Coquimbo Unido (campeón del clausura) se vieron las caras esta tarde en el «Lucio Fariña Fernández» a sabiendas que al menos uno de los dos cuadros se quedará sin ascenso.

El paupérrimo rendimiento de los canarios en el clausura (colistas con 18 unidades) y el buen momento futbolístico de los piratas (que estuvieron a solo dos puntos del ascenso directo) hacían prever un partido de trámite fácil para la escuadra visitante. Sin embargo, los canarios se acordaron de súbito que fueron campeones del apertura y jugando uno de sus mejores partidos de este semestre derrotaron sin apelaciones a los filibusteros, pero dejando la llave abierta gracias al gol del descuento anotado por la «nona» Muñoz.

La alineación de Carlos Rojas daba a entender que Coquimbo salía con toda la carne a la parrilla. Con la ausencia de Grabowski por suspensión, el «chifli» paró un potente mediocampo con Muñoz, Parra, García como volantes creativos, dejando solamente a Miño en la contención. Los canarios por su parte sufrían las ausencias de Viveros y Benítez, apostando a un 4-2-3-1 con Fiorina solo en ataque.

Y desde el primer minuto, el cotejo fue dominado por San Luis. Con una presión potente en medio campo, merced a la entrega de Césped y López, los canarios desbordaban por las bandas, donde los descuelgues sucesivos de Meneses y Abán fueron un problema sin solución para los visitantes. A los 3 minutos ya avisaba la figura del partido, Alejandro Fiorina de cabeza. A los 10 minutos un tiro libre de Borrego fue cabeceado por un defensa Coquimbano que casi se despacha un autogolazo. A los 16 fue Meneses quien exigió a Reyes tras rematar un pase atrás de Abán. A los 19 el mismo Meneses centró desde la línea de fondo y nadie supo conectar la pelota, que se paseó caprichosa por todo el arco coquimbano. Los aurinegros recién a los 29 tuvieron su primera llegada y fue muy clara; Fiorina despejó desde la línea de cabeza enviándola al córner, tras la mala salida del meta De Paul. Los canarios eran más que sus rivales y el ambiente se encendía en el Lucio Fariña, hasta que en el minuto 46 Gonzalo Abán centra, que es recibida por Fiorina que controla y con un remate ajustado abre la cuenta, imponiendo de paso justicia en el marcador.

En el segundo tiempo, las cosas se complicaban para Coquimbo puesto que a los cinco minutos Gamadiel García veía la roja directa tras un codazo a Aravena. Un minuto después los canarios se ponían 2-0 con otra joyita de Fiorina, esta vez de cabeza. Y cuando las cosas no podían ser más optimistas para los locales, Cristian Muñoz con un soberbio tiro libre puso la cuota de incertidumbre en el cotejo cuando corrían los 52 minutos. Los canarios sintieron el golpe y Cossio mandó a enfriar el partido. Por lo mismo ordenó el ingreso de Patricio Pérez por un extenuado Meneses, un cambio que todo el estadio reprobó pero que después en palabras del técnico tuvo explicación. Pese a tener uno más en cancha, los locales no supieron ampliar el marcador y Coquimbo tuvo un par de ocasiones de empatar los guarismos. Quizá la jugada más llamativa del último cuarto de hora se dio en un tiro libre indirecto desde el área chica de Coquimbo por pase voluntario al arquero.

Tobar se llevó los brazos al cielo y selló el final de una entretenida primera semifinal. Con la llave abierta, canarios y piratas se verán las caras el próximo Miércoles, en el Francisco Sánchez Rumoroso. Una victoria por un gol de diferencia obligaría a los lanzamientos penales, cualquier otro resultado entregará un clasificado tras los 90 minutos de juego.

Escrita por Luis Montenegro.

Noticias relacionadas