PRIMERA B CHILE

EL PORTAL DEL FÚTBOL DE ASCENSO DE CHILE

Roberto Muñoz,

Roberto Muñoz, emblema de Dep. Copiapó: «Me hubiese gustado continuar y despedirme en la institución»

Por @Pablo_sepúlveda

Luego de seis años defendiendo la casaquilla de Deportes Copiapó, Roberto el «Zorro» Muñoz hará las maletas y dejará el club. Se le acabó el contrato y no hubo renovación. Además, a comienzos de semestre sufrió una fractura de tibia en la pierna derecha que lo marginó de la competencia por toda la primera rueda.

Pese a estar recuperado y en condiciones físicas, deberá emigrar. Lo hace dejando una buena imagen entre los hinchas, tranquilo y asumiendo que en el fútbol estas cosas pasan. De hecho, se lleva un grato recuerdo del «León» de Atacama y todo lo que rodea a la institución.

«Fueron seis años donde pasamos de todo. Estoy agradecido del club, terminé mi contrato y simplemente no se me renovó. Traté de dar lo mejor de mí, en cada partido me maté por esta camiseta, me voy con el cariño de toda la gente del club, últimamente no tuve la oportunidad de hablar con los dirigentes pero estoy agradecido de ellos», señala en conversación con www.futbolprimerabchile.cl

«Hace siete meses atrás sufrí una lesión muy lamentable, ellos se portaron muy bien, estuvieron preocupados de mí, nunca me dejaron solo. Esas cosas no las hace cualquier persona así que me me voy agradecido, ahora a afrontar nuevos desafíos, no pienso retirarme aunque muchos daban mi retiro luego de la fractura a los 34 años. Quiero jugar dos o tres años más y después ojalá seguir ligado a una cancha, estoy terminando el tercer año de la carrera de entrenador», agregó.

Eso sí, pese a la tranquilidad que se refleja en el diálogo telefónico, lo cierto es que la nostalgia a la hora de la partida es inevitable. Para el «zorrito» Deportes Copiapó fue su segunda casa y siempre cuesta desprenderse de los afectos. Asimismo, la partida de Baltazar Astorga dejaba un cupo en la defensa, pero no fue considerado.

«Si me lo preguntas fríamente, me hubiese gustado continuar y haberme despedido en la institución, me identifiqué mucho. Jugué ocho años en Fernández Vial – terminé referente y capitán del equipo – después un año y medio por Lota Schwager y seis años en Deportes Copiapó. En el fondo me hubiese gustado retirarme ahí pero el fútbol tiene estas cosas», manifiesta.

Durante el periodo de Rubén Sánchez, Muñoz no logró ser titular indiscutido, aunque siempre estuvo considerado. En ese sentido reconoce que «me costó mucho jugar con el profe Rubén, tenemos una relación de técnico a jugador, no empezaba jugando en las primeras fases de los campeonatos pero a punta de esfuerzo y entrenamiento, le daba la vuelta al destino y terminaba jugando igual. Mi relación era de técnico a jugador, más allá no», enfatiza.

Tras un largo periodo alejado de las canchas por la lesión que sufrió en un partido a beneficio en Arauco, llega la hora de ponerse a punto para una nueva competencia. Es que como señala, no piensa en el retiro e incluso ya tiene nuevo club, Vallenar, donde se reencontrará con un viejo conocido: Francisco Michea, con quien jugó en los atacameños, es el entrenador del equipo.

«Tenemos una relación de amistad, ahora trataré de ir a darle una mano junto a Juan Toloza, aportar toda mi experiencia y bagaje con los más jóvenes para sacar de la difícil situación en que se encuentra el equipo».

«Me operé en una buena clínica con el doctor Ríos, especialista en tren inferior. He tenido una buena recuperación y ya estoy haciendo fútbol, me falta un poco en la parte física que es lo que estoy metiendo ahora. En 15 días estaría en condiciones de afrontar el campeonato de la segunda división», añade en relación a su largo periodo de inactividad.

Con tres años de estudio en el INAF, Muñoz se encuentra cerca de terminar su ciclo formativo como director técnico. Pretende seguir ligado al fútbol, lo más cerca posible de una cancha. Y aunque no ve el retiro a la vuelta de la esquina, si proyecta lo que será su futuro tras colgar los zapatos.

«Sería un bonito desafío volver el día de mañana a una institución que me trató bien por seis años y llegar como entrenador, hay que prepararse, he aprobado todos los ramos con buenas notas, habrá que hacer carrera en la otra parte para seguir ligado a una cancha».

Conocedor de los detalles de la interna del club, el zaguero confía en lo que se viene para el ahora, su ex equipo. «Los veo bien, están en la medianía de la tabla pero creo que se viene un semestre bueno. Con la entrega del estadio próximamente, Copiapó va a ser muy fuerte de local».

En esa misma línea, el aguerrido defensa siente que es hora de que en el norte del país apuesten definitivamente en grande. «Deportes Copiapó es una institución sólida, tiene las comodidades para pelear algo importante. El equipo ya no está luchando en las últimas posiciones. El año pasado perdimos el último partido con Iberia y estábamos a punto de entrar a la postemporada. Copiapó debe decidirse, ir por el ascenso, sobretodo si ahora se entregará el Luis Valenzuela Hermosilla, cuando el estadio estaba operativo éramos muy fuertes de local», recuerda.

Por último, en la hora de la despedida, no deja pasar la ocasión para mandar un mensaje a los hinchas. Asegura que «me hicieron sentir como un copiapino más, nunca me sentí un extraño, me voy tranquilo, llegué a ser capitán del equipo. Ojalá nos volvamos a encontrar mañana, a lo mejor en otra faceta pero agradecido total de toda la hinchada».

Roberto Muñoz llama a los hinchas del «León» de Atacama: «Ojalá llenemos el estadio»

Por @Pablo_sepúlveda

Deportes Copiapó quiere tener su propia fiesta. En la última fecha fueron testigos privilegiados y víctimas también, de la celebración de Deportes Temuco, elenco que los derrotó por 4 a 2, con lo que aseguró el título y el retorno a primera división.

«Sabíamos que iba a ser un partido complicado, por el entorno, por lo que vivía Temuco. No sé si en cuanto a la posesión de balón hicimos un partido tan malo pero cometimos errores y ellos no perdonan. Hay que aprender, dependemos de nosotros», afirmó a www.futbolprimerabchile.cl, el defensa Roberto Muñoz.

A pesar del revés, los atacameños cuentan con la primera opción para entrar en la liguilla, ya que tienen mejor diferencia de gol que Rangers y también un partido más ganado, segundo criterio de definición en caso de igualdad estadística.

«Tenemos una cuenta pero hay que cuidarla en este último partido. Hay que aprender de los errores cometidos y concentrarnos en el fin de semana, si es que se juega por la situación de Deportes Concepción. Venimos en un muy buen momento, aparte del partido con Temuco, de los últimos 21 puntos sacamos 18. Tenemos un registro de partidos ganados y muy pocos goles en contra».

Al frente estará Iberia de Los Ángeles. Matemáticamente, los azulgranas también tienen opción de llegar a la postemporada. Para eso deberán derrotar a Copiapó y esperar que Rangers no logre doblegar a Magallanes.

«El fin de semana fue la final de Temuco, ahora nosotros tenemos nuestra final el sábado en Caldera. Va a ser un lindo partido, muy importante para la institución, para nosotros como jugadores. De ganarla, aseguraríamos un cupo en la liguilla, ahí puede pasar cualquier cosa».

En el duelo frente a Magallanes -última presentación de los atacameños como locales- el viento fue un factor en contra, sobretodo en el primer tiempo. De hecho, los nortinos se fueron al descanso perdiendo por la cuenta mínima. Ya en la segunda mitad y con la brisa a su favor consiguieron golear 4 a 1.

«El viento es un factor que complica para jugar buen fútbol. Tenemos un juego en base a la posesión de balón, acá en Caldera hay días que cuesta jugar, en la tarde se levanta un viento complicado, es un obstáculo para los dos equipos».

Como será una final, Roberto Muñoz es consciente de la necesidad de contar con un amplio respaldo en las graderías, situación que podría terminar beneficiando al dueño de casa.

«Quiero hacerle un llamado al hincha copiapino. Hace rato no peleamos cosas importantes, tenemos que hacer sentir la presión de local. Somos uno de los equipos que está llevando menos gente en el campeonato. Los jugadores hemos hecho un gran esfuerzo para estar con opciones de entrar a la liguilla. El hincha copiapino tiene que ponerse las pilas, acompañarnos y hacer sentir la localía, son el jugador número 12, ojalá llenemos el estadio».

«El partido va a ser de pocos goles, se va a definir por una virtud o un error. Por las condiciones de la cancha, uno como defensa o arquero está expuesto a cometer errores por la superficie, en el sintético la pelota pica muy diferente a una cancha normal, ayudada por el viento. Será clave estar concentrados, no dar ventajas», agrega el zaguero.

Pensando ya en una eventual postemporada el «zorrito» cree que su equipo tiene potenical para derribar a cualquiera. «Contamos con jugadores de experiencia, González, Portillo, Toloza, Guarino, Piñoñes, Munizaga, Bevacqua, Grandis, en estas instancias tienen que aparecer los jugadores grandes, estamos preparados para ganar este partido y dar la pelea en la liguilla».

En plena recta final del torneo, los movimientos pensando en el futuro, también comienzan a copar la agenda de los futbolistas. Muñoz termina contrato este semestre y reconoce que no sabe que pasará finalizado el campeonato.

«Finalizo contrato ahora, mi situación ha sido complicada porque en los primeros partidos no fui considerado, no iba ni al banco, al final del campeonato se me dio la posibilidad de entrar, he cumplido con las expectativas y he hecho un buen papel. Estoy contento con mi nivel, a mis 34 años me siento muy bien, me cuido bastante. Espero se abra la posibilidad de continuar, de lo contrario algo en Santiago o cerca de allá. Por ahora estoy enfocado en clasificar».

Fotografía www.soychile.cl