Las características de los seleccionados sub 20 que militan en la B y estarán en el sudamericano de Ecuador

Por @Pablo_sepúlveda

Hoy a contar de las 19:00 horas, la selección chilena sub 20 comenzará su participación en el sudamericano de Ecuador, torneo que entrega cuatro cupos al mundial de Corea del Sur. Lo hará ante su similar de Brasil, elenco que en el estreno en la competencia superó por la mínima al dueño de casa.

La roja, dirigida por Héctor Robles, viajó con la ilusión de instalarse en la cita planetaria en tierras asiáticas, instancia que Chile no alcanza desde Turquía 2013, cuando los pupilos de Mario Salas llegaron a cuartos de final del certamen.

En la nómina definitiva – compuesta por 23 jugadores – hay tres que pertenecen a equipos que están en la Primera B. Ignacio Jara, de Cobreloa, Nozomi Kimura de Santiago Morning y Zacarías López de San Marcos. Como medio de comunicación que escribe e investiga lo que nadie más quiere destacar, averiguamos sobre los tres seleccionados, sus características como jugadores y lo que pueden aportar a la roja.

«Es un chico que tiene mucha proyección, lo hice jugar prácticamente mitad de campeonato», afirma Emiliano Astorga, técnico que el semestre pasado hizo debutar en el profesionalismo a López, quien respondió de excelente manera en el arco de San Marcos de Arica.

«Lo hizo bastante bien, se ve un jugador maduro para la edad que tiene. El hecho de haber jugado siete partidos en un campeonato de la B, es súper importante para él y lo que viene más adelante. Tuvo la capacidad de jugar sin ningún problema, eso demuestra que tiene muchas condiciones, mientras vaya madurando se va a transformar en un tremendo arquero».

La lucha en el arco será con Gonzalo Collao – de Universidad de Chile – y Brayan Manosalva, perteneciente a Huachipato. «Tiene la capacidad para pelear el puesto, si no le toca jugar, va a ser una experiencia positiva igual, va a tener la experiencia que jugó en la B, sabemos que los arqueros mientras mas maduren, mucha más seguridad tienen dentro del arco».

Sobre las cualidades que lo llevaron a ser considerado en la selección Astorga destaca que el golero de San Marcos «bajo los tres palos es rápido, achica bastante bien. En el juego aéreo ha avanzado mucho, tiene buena estatura, saca provecho, a lo mejor con el pie le falta un poco, lo tiene que ir mejorando dentro del trabajo, pero tiene cosas importantes para un arquero, la presencia, la personalidad, con 17 años estaba jugando, no cualquiera puede».

Nozomi Kimura, citado como defensa, aportará a juicio de su técnico en Santiago Morning, versatilidad y variantes. Se trata de un jugador aguerrido y con mucha entrega. «Es un jugador que tiene todas las condiciones, lo demostró desde el año pasado, juega de lateral volante, de líbero, stopper, volante de contención y mixto, es polivante, estamos esperando que le vaya muy bien en el sudamericano», señala Hernán, «Clavito», Godoy.

«Donde nos toque, ahí lo colocamos, donde lo necesitamos», añade el estratega microbusero. De hecho, tan bien ha andado Kimura que incluso ha sonado en equipos de primera división. O’Higgins lo tendría en la mira. «Hasta el momento no han hecho ninguna oferta concreta, se habló que lo querían pero no se ha concretado».

Fundamental para el éxito personal y también del grupo será entender el contexto en el que tendrán que desenvolverse las jóvenes promesas de Chile. Los consejos nunca están de más. «Siempre converso con él, se tiene que portar bien, lograr las metas que se propuso. El ideal es venderlo y seguir vendiendo chicos de las menores», reconoce Godoy.

Por último, Ignacio Jara es uno de los elementos llamados a destacar en la ofensiva de la «rojita». Formado en la cantera de Cobreloa, posee varias cualidades que lo podrían convertir en una de las figuras de la selección. Así lo afirma el jefe del cuerpo técnico de las cadetes loínas, César Bravo.

«Ignacio es un jugador de perfil izquierdo, igual maneja el derecho pero es más zurdo. Es encarador, tiene buen dribling, buena conducción, encara hacia adentro preferentemente y le gusta estar cerca del área para buscar el arco rival», describe Bravo.

«Puede jugar de volante o delantero, incluso como enganche o nueve falso», continúa el jefe técnico de menores de los naranjas. Maneja todos los aspectos tácticos de la función de ataque. Siempre ha destacado por ser un jugador de proyección para el club, me parece que Héctor (Robles) en un momento se lo quiso llevar a Wanderers».

Además, cuenta con una ventaja en relación a sus compañeros. Entrenando en Calama, conoce de cerca lo que es competir en la altitud. «Siempre es bueno tener esa experiencia, ahora la altura de Ecuador no es la misma que la de Calama, la humedad es un factor externo pero si le da un plus a Ignacio, sabe la velocidad del balón, lo que se demora y el ahogo que puede sentir, esperemos pueda estar a la altura de lo que quiere Héctor y la afición deportiva del país».

Fotografía www.anfp.cl