Vandinho, volante de Cobreloa advierte: «Este será mi campeonato»

Por @Pablo_sepúlveda

Llegó por expresa petición de técnico Carlos Rojas, quien lo dirigió hace algunos años en Coquimbo Unido y ya trabaja en la puesta a punto necesaria para rendir en la altura de Calama.

Vanderson Gomes Crisóstomo Vandinho, es uno de los refuerzos de Cobreloa para la temporada 2016-2017. El volante, será el único brasileño, al menos en la Primera B, que jugará en Chile, de no mediar alguna sorpresa en el mercado.

«Estoy muy contento de volver a Chile y tener la oportunidad de vestir la camiseta de Cobreloa. Tuve una buena recepción con hinchas, dirigentes, compañeros, hay que tener una adaptación por el tema de la altura pero me siento bien porque en Chile siempre he sido bien recibido», afirma desde la tierra del cobre a www.futbolprimerabchile.cl

Oriundo de Río de Janeiro y acostumbrado a los parajes de la bella ciudad brasileña, Vandinho no se ha hecho mala sangre y se ha adaptado a su nueva ciudad, situada en pleno desierto.

«Hay buen estadio, en la ciudad hay de todo, mall, súper, todo lo que uno quiera. Es una ciudad pequeña pero toda la gente es hincha de Cobreloa, eso me tiene contento, saber que nos apoyan para el ascenso».

Tal como asevera el carioca, el objetivo de los naranjas es levantar la copa y retornar a primera. Vandinho sabe de títulos. «Recién salí campeón (en Desportiva Ferroviara de Brasil), tenía contrato vigente, pero el tema de volver a Chile, vestir la camiseta de un equipo grande acá, todo eso me motivó para volver a Chile. Mi paso por Coquimbo fue bueno, igual en Iberia. En Brasil estuve en un equipo que llevaba varios años sin ser campeón estadual, lo conseguimos, sé jugar con presión».

En plena pretemporada, el brasileño recuerda los primeros días de trabajo, los que reconoce fueron complejos debido a los más de 2. 600 metros sobre el nivel del mar en los que se encuentra Calama. «Fue muy difícil la parte de respiración, nos ahogamos bastante, los primeros tres, cuatro días fueron complejos, pero ya me siento mucho mejor, acostumbrado, es un buen desafío».

El sábado pasado, en una práctica de fútbol, el mediocampista sufrió una fractura nasal, lesión que lo ha obligado a trabajar en solitario. «Estábamos trabajando fuerte en el entrenamiento del sábado, en una jugada dividida con un compañero el brazo pegó en mi nariz y tuve una fractura. Me hice los exámenes, el lunes fui a un especialista, con la mano me corrigió la fractura, no necesitó operación pero tengo de siete a diez trabajando sin contacto, pienso ocupar una máscara los próximos 10 a 15 días».

Aunque por ahora militará en un equipo de la Primera B, Vandinho espera consolidarse en la primera división de Chile. «Será la tercera vez que juego en la B de Chile, creo que esta es mi hora, es la hora de vestir la camiseta de un club grande, un club que viene con la idea de ascender, este será mi campeonato, el campeonato de Vandinho», enfatiza.

En la tienda loína, el brasileño está compartiendo camarín con jugadores de trayectoria como Arturo Sanhueza y otros que conocen muy bien la división como Manuel Ormazábal, Ezequiel Cacace, Christian Pavez o Pablo Parra, entre otros.

«Los dirigentes han hecho un excelente trabajo porque antes de toda contratación, han consultado el pasado de los jugadores. Nos conocemos hace 10 días y el plantel ha sido maravilloso, el camarín hasta el momento es uno de los mejores en los que he estado, mucha alegría, llegó el ecuatoriano Koob, muy buena persona, excelente jugador, las prácticas de fútbol muy buenas, hay jugadores de nivel», asegura.

Uno de los temas que se deberá zanjar en los próximos días será quien portará la jineta de capitán. Vandinho tiene su decisión tomada. «Tenemos a Arturo (Sanhueza) que salió campeón recién, para nosotros será el ejemplo en la cancha, nuestro comandante, nuestro capitán creo yo, como jugador es excelente y como persona mejor».

Si bien han contado con poco tiempo para trabajar el aspecto futbolístico, el mediocampista tiene claro lo que el técnico, Carlos Rojas espera de él. Se conocen desde Coquimbo por lo que no debiesen existir grandes inconvenientes para acoplarse a la idea de estratega.

«En la zona izquierda debo tener algo de marca pero con toda la libertad de llegar al arco, el profe me conoce, en 2014 salimos campeones del Clausura, sabe que me gusta la libertad, sacar centros, no sé el esquema, hemos trabajado con línea de 3 o 4 atrás, nos estamos armando».

Tal como Cobreloa, Coquimbo Unido es otro de los clubes que se ha reforzado convenientemente y asoma en teoría, como un rival de cuidado. Pese a ello, Vandinho asegura que no celebrará un gol frente a un rival que puede ser directo.

«Es difícil celebrar un gol contra Coquimbo, fue el club que me abrió la puerta acá en Chile, un equipo en el que tengo un título, trataron muy bien a mi familia, tengo muy buenas amistades y un respeto muy grande por el club, independiente de si vuelvo o no es un equipo que va a estar siempre conmigo y con mi familia, tengo muy buenos recuerdos, si hago un gol, es muy difícil celebrar», reafirma.

Fotografía www.enlalinea.cl